Frida kalho

Siempre me llamó la atención su trabajo, su vida, el personaje. Es de sus mujeres que te atrapan, hay que leer su diario. Julia me lo explicaba con todo lujo de detalles por las mañanas con un café en el bar de bellas artes. 

Muchos años después, pisando su casa en México, me acabó de emocionar. Siempre la he querido dibujar, y nunca lo había hecho. Hoy mientras aguantaba mi dolor, he recordado como ella aguantaba el suyo. Así que aquí os lo dejo.

De mujer dolorida a mujer dolorida,

Gisela.  

 

Share Post :

More Posts